¿QUÉ SALIÓ MAL CON STEELERS?

¿QUÉ SALIÓ MAL?

Estimados ciudadanos de acero.

Se acabó la temporada para nuestros Steelers, no se calificó para los Playoffs. De manera simplista podemos decir que fue un fracaso. Pero ¿qué fue lo que salió mal? Trataremos de analizar algunos de los aspectos claves que hicieron que esta temporada no fuera  la que todos esperaban de Pittsburgh.

PRETEMPORADA.

Le’Veon Bell. La novela de pretemporada y gran parte de la temporada regular fue un gran distractor. Los jugadores estaban hartos de la situación, el mismo Ramon Foster dijo que estaba agradecido cuando el drama terminó con Bell sentándose para toda la temporada. Ciertamente James Conner suplió de manera fenomenal a Bell, pero Bell le daba una dimensión especial a una ofensiva explosiva. Conner no es Bell, es un excelente corredor, pero no de la talla de Bell, al menos no todavía. De hecho Steelers terminarían en el lugar 31 de la NFL en yardas por tierra.

Le’Veon Bell y el drama.

Además, conociendo la importancia de adquirir un ILB y un CB, dejaron pasar la agencia libre y el Draft sin contratar alguien que pudiera apoyar en esas posiciones claves para la temporada regular.

 

UN INICIO INCIERTO.

El primer juego contra Browns. Ciertamente Baker Mayfield demostró que tiene los arreos para ser competitivo en la AFC North, pero en aquel juego inaugural de la temporada, el QB era Tyrod Taylor. La ofensiva de Browns no hizo nada, absolutamente nada en la primera mitad. Steelers llevaban una paupérrima ventaja de 7 a 0 al medio tiempo. Para el final del tercer cuarto, Pittsburgh llevaba una cómoda ventaja de 21-7. Y vino la debacle. Conner  soltaría el balón en su propia 16, Browns aprovecharía la posición y anotaría 7. Cleveland empataría a 21 después de una inoperante ofensiva de los Acereros. Tiempo extra. Chris Boswell tendría la oportunidad de ganar el partido quedando 1:47, pero su patada se desvió a la derecha. Al final Cleveland perdonó fallando un Gol de Campo de 43 yardas. Recuerden el QB era ¡Taylor!

James Conner suelta el balón contra Browns.

Kansas City Chiefs. En casa frente a un desconocido Patrick Mahomes, Steelers se vio sorprendido en el primer cuarto, 21 a 0 con un FG fallado por Boswell. Sin embargo, Ben Roethlisberger tendría una reacción fantástica con 3 pases de anotación para mandar el partido empatado a 21 al medio tiempo. En un juego de toma y daca, Kansas llegaba al último cuarto con ventaja de 35 a 28. Una excelente patada de Jordan Berry a la 1 de KC, provocó un Safety en la siguiente jugada. Un fumble de Chiefs abrió la puerta para otro Touchdown de Steelers. Quedando 2 minutos, con el marcador 42 a 37 a favor de Kansas era hora de ser agresivos y soltar a la defensa. Ya no hubo oportunidad. Nuevamente el juego terrestre fue inexistente, 17 yardas de Conner. Además la defensa permitió ¡6 pases de TD Mahomes!

Patrick Mahomes lanza para 6 TD vs Steelers.

Ravens semana 4. De entrada nuevamente el juego terrestre fue desastroso, Conner tuvo 19 yardas por tierra. Joe Flacco destrozó la secundaria desde el inicio, con un drive de 75 yardas. Una intercepción y 4 jugadas después pusieron a los Ravens 14-0. Pero una buena reacción puso el marcador igualado a 14. 4 Goles de Campo de Justin Tucker dejaron el marcador 26 a 14. La ofensiva fue inoperante en la segunda mitad, teniendo que despejar en 4 ofensivas consecutivas, luego una intercepción y no consiguieron una cuarta oportunidad. El equipo 1-2-1. No parecía que el coacheo reaccionara. La ofensiva trastabillando, la defensa sin rumbo, hasta el otrora confiable Boswell había fallado a la hora buena.

Joe Flacco destroza la secundaris de Pittsburgh.

EL SUEÑO

Luego vino la esperanza. 6 triunfo consecutivos, parecía que Mike Tomlin había enderezado su barco y todos soñábamos con los Playoffs.

 

LA DEBACLE

Broncos. Todo empezó con un FG bloqueado a Boswell, que Broncos aprovecharía para ponerse al frente 3-0. Ben manda un pase hermoso a Xavier Grimble, que se enfila a la zona de anotación, pero en lugar de esquivar al rival o proteger el ovoide, va al choque, pierde el balón y se va por la End Zone para un Touchback. Después de un TD de Denver, en una jugada de engaño Boswell manda un pase a Alejandro Villanueva para empatar a 10 el partido, Jugada que traía esperanza y emoción. Luego la jugada de la temporada, un pase de TD de 97 yardas de JuJu Smith-Schuster, alegría total. Una intercepción a Roethlisberger y dos jugadas después pondrían igualado a 17 el marcador. Parecía que Steelers anotaría de nuevo, pero un fumble de Conner en la 21 de Denver impediría la anotación y se convertiría en una serie de 79 yardas para Denver, para irse arriba 24 a 17. Steelers reaccionaría y avanzaría hasta la dos de Broncos, una jugada medio rota y un Ben precipitado que mandaba una intercepción sin sentido que acabaría con la esperanza del triunfo.

James Conner suelta un balón ante Broncos.

Chargers. 23 a 7 a favor de Steelers en el medio tiempo. ¿Qué podía salir mal? Nunca se ha perdido una ventaja de al menos 14 puntos en casa. Pero un Punto Extra fallado por Boswell. Un fuera de lugar claro, que no se marcó, en la línea ofensiva de Chargers en su primer touchdown. La intercepción de Ben cuando los Steelers estaban a punto de anotar. El pase fallado a un solitario Justin Hunter que hubiese sido TD. Joe Haden a punto de interceptar, pero Sean Davis lo choca, el balón sale disparado a las manos del WR de Chargers Keenan Allen para un TD. En la única jugada a la defensiva que entró Artie Burns, le costó 2 puntos a Steelers. Un regreso de patada de despeje para TD de Broncos, con un castigo que no se marcó de bloqueo ilegal. Que el Centro Largo de Los Angeles, Mike Windt, moviera el balón antes de cada centro para los intentos de Gold e Campo y no se marcara ninguna falta. Y para la cereza del pastel. Última jugada del partido, con el juego empatado, Chargers intentaría un FG, lo fallaría, pero se marcó un fuera de lugar de Haden. Segundo intento, ¡Bloqueado por Burns! Pero fuera de lugar del mismo Burns. Un tercer intento de más cerca, otro castigo, pero esta vez el pateador de Chargers, Michael Badgley, no fallaría. Sería la primera vez que Steelers perdían un partido en casa llevando ventaja de al menos 14 puntos al descanso.

Artie Burns bloquea la patada, pero se marca fuera de lugar.

Raiders. El epítome de la desgracia. Le tomó 7 jugadas y 74 yardas a la ofensiva de Raiders para ponerse arriba 7-0. Después de empatar, Steelers tuvo la oportunidad de irse arriba, pero Mike Hilton soltó lo que era un seguro Pick 6, y le dio la oportunidad de 3 puntos a Raiders. Oportunidad de Boswell en un corto FG de 39 yardas,  fallado. Sin embargo, ante una de las peores defensas de la NFL, Ben encontró a JuJu para ponerse al frente 14-10. Parecía que ahora sí. Entonces, Ben salió lesionado y entró Joshua Dobbs, muchos pedían la entrada de Dobbs después de la intercepción de Ben, pues se les cumplió su sueño, sentar a BB y meter a Dobbs. ¿El resultado? Veamos, 4 series ofensivas, 24 yardas por aire, 15 por tierra y 1 intercepción, además de perder la ventaja en el marcador 14-17. Tuvo que regresar Ben y un TD a JuJu pondría el juego  a su favor por 21 a 17. 3 minutos, hora de que la defensiva se comporte, pero eso no sucedió, dejaron avanzar a Raiders y un muy mal manejo de los tiempos fuera permitieron que Raiders no solo anotara de 7, sino que se agotara el tiempo. Con solo 15 segundos, desde su yarda 30, Steelers necesitaban un milagro. ¡Y sucedió! Pase de corto de Ben para James Washington que le da un lateral a JuJu, que se escapa hasta la yarda 22 de Raiders e inteligentemente se sale con 5 segundos en el marcador. Boswell para empatar… se resbala y la patada es bloqueada. Este sin duda fue el juego que sacó a Pittsburgh de los playoffs. El resbalón de Boswell junto con la arrogancia de Tomlin de pensar “A Raiders hasta con Dobbs le ganamos”, son muestras del porque no veremos en enero a Steelers.

Chris Boswell se resbala al tratar de empatar el partido.

EL FINAL.

Saints. Ciertamente jugar en New Orleans no sería sencillo. De hecho, muchos habían marcado como derrota ese juego semanas atrás, incluso antes de la debacle de los 3 juegos perdidos. Pero de alguna manera Steelers se mantenían en la pelea al medio tiempo, perdiendo 17-14. Un par de pases de anotación de Ben a Antonio Brown, pusieron el marcador 28 a 24 a favor de Steelers. En el último cuarto, en tercera y 2, dentro de territorio de Saints, Stevan Ridley pierde el balón en lo que era una oportunidad de incrementar el marcador. Luego, con 4 minutos, Tomlin manda un engaño en patada de despeje, que Roosevelt Nix se quedó a media yarda de lograr el primero y diez. En vez de encajonar a los Saints, le dieron a Drew Brees la oportunidad de empezar en la 46 de Pittsburgh, Saints no perdonaría y se pondría adelante con un TD. Quedaba tiempo suficiente para que Ben, Brown y JuJu hicieran la magia. Ben a Brown en una complicada 4ª y 15 para un primero y 10. Pase a JuJu, completo. Se acercaba el milagro. Otro de Ben a JuJu, completo en la 34 de Saints, pero vino la última tragedia, fumble, una de las manos más seguras de la NFL dejaba ir la última esperanza de calificar sin depender de otros.

JuJu Smith-Schuster suelta el ovoide en New Orleans.

 

ÚLTIMA ESPERANZA, LOS BROWNS.

Para terminar esta temporada de “ya casi”, “por poco”, “ya mero”, dependíamos de que Browns fuera a casa de Ravens y le ganaran. Baker Mayfield estuvo a punto de lograr que eso sucediera, pero se quedaron cortos.  Baltimore va a playoffs y Pittsburgh a su casa a pensar en la siguiente temporada.

KeiVarae Russell (20) y JuJu Smith-Schuster (19) reaccionan con la derrota de Browns.

CONCLUSIÓN.

Hubo muchas mejoras, el ataque aéreo fue espectacular, Ben Roethlisberger en quizá el mejor año estadístico de su carrera, 5,129 yardas, 34 TD, solo 24 capturas. La línea ofensiva que ha mejorado notablemente bajo la tutela de Mike Munchack, siendo un cuerpo sólido con 3 Pro Bowler, David DeCastro, Alejandro Villanueva y Maurkice Pouncey. Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster tuvieron años espectaculares con más de 100 recepciones y más de 1,200 yardas, AB va al Pro Bowl y JuJu debió ir. James Conner fue una agradable sorpresa y va al Pro Bowl, pero no alcanzó las mil yardas y tuvo 4 costosos fumbles.

Pero hablando de lo que salió mal.

La defensiva permitió perder ventajas contra Broncos, Chargers y Raiders en semanas consecutivas. Ciertamente fue la sexta en yardas totales permitidas, décima por pase, pero la falta de LB’s medios (léase Ryan Shazier) los dejó como la defensa 27 por tierra.

Chris Boswell, uno de los mejores pateadores en la historia de Steelers durante 3 años, perdió la brújula y se convirtió en el peor de la liga, fallando 7 FG’s y 5 PAT, lo que le costó a Steelers 3, quizá 4 partidos.

Pero para un servidor, lo peor fue el coacheo. La mayor parte del fracaso recae en los hombros de los entrenadores.

Randy Fichtner. La ofensiva no tuvo equilibrio, muchas veces se inclinaron solo por el juego aéreo, olvidando el juego terrestre. Fueron el penúltimo equipo en yardas por la vía terrestre.

Randy Fichtner, sin ataque equilibrado.

Keith Butler. A la defensiva, no pudieron parar en los momentos claves. La famosa frase de la temporada pasada de “se dobla, pero no se rompe”, no aplicó en esta, se rompió demasiadas veces. No hubo ajustes importantes y la sensación de no poder detener siempre estuvo latente.

Keith Butler no pudo ajustar su defensa en varias ocasiones.

Mike Tomlin. Cierto, nunca ha tenido una temporada perdedora, pero su última visita al Super Bowl fue hace 8 años y el último en ganarlo fue hace 10 años. El talento que se ha desperdiciado durante esta última década duele. Decisiones polémicas en jugadas claves que no le han salido, como el engaño de patada en New Orleans. Mal manejo de los retos y del reloj. ¿Está en peligro su puesto? Probablemente no, pero seguro en esos momentos estará recibiendo de la directiva una especie de ultimátum.

Mike Tomlin, tiene que reaccionar, ya.

Si, Tomlin tiene que mejorar en muchos aspectos, pero en especial la disciplina. Justo mientras se escribía esto, empezó otra novela con Antonio Brown.

¿Qué le depara a los Acereros para el 2019? No lo sé. Creo que está a 2 o 3 posiciones claves en la defensa, MLB y CB y tal vez un Safety, de tener un equipo para competir en el Super Bowl. Pero si el Staff de coacheo no recibe una sacudida y se impone la disciplina necesaria, seguiremos desperdiciando el talento y al mejor Quarterback en la historia de la franquicia, y de esos, hay demasiado pocos.

 

Un abrazo fuerte como el acero,

Tío Rip.

2 respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s