Y para presentar la primera selección de los Steelers…

Todo sonaba como cualquier otro día del Draft . La multitud asistente coreando cantos de sus equipos, los repiqueteantes teléfonos aquí y allá con la llamada esperada por todo novato, el chillante deslizar de los plumones a base de agua sobre la superficie de los pizarrones acrílicos en los cuartos de guerra, las máquinas de coser bordando una a una las letras que confirmarían los nombres al reverso de los jerseys que solo los elegidos sostendrían para la foto; hasta los tradicionales y divertidos abucheos oficiales al comisionado Roger Godell, reafirmaban las ganas de estar ahí.

Era el turno 28 de la tan esperada primera ronda. Los Steelers en el reloj y pronto vendría el anuncio para la hermandad reunida en Arlington, en Pittsburgh, en cada rincón y corazón a la distancia que lleva tatuado los astroides tricolores en las fibras cardíacas. El comisionado cedía el turno al micrófono y anunciaba quien presentaría al nuevo miembro de la nación acerera. Se hizo un breve silencio. No de esos sepulcrales cuando algo terrible sucede. El de ese tipo ya había ocurrido meses antes en el Paul Brown stadium, cuando tras un impacto en el tackleo, el linebacker interior Ryan Shazier yacía tendido en el pasto sin movimiento en sus piernas.

Shazier sufre una lesión en Cincinnati.

Pronto aquellas memorias de angustia se desvanecieron con la algarabía de la descomunal ovación de pie de los presentes. Meses atrás ya se le había visto a Ryan inyectando motivación,a sus compañeros, ondeando la terrible toalla desde la silla de ruedas en el palco y en los laterales del campo durante los juegos de play offs.

Shazier apoyando a Steelers en los playoffs.

No pude evitar volver a estremecerme. Fue un sentimiento colectivo el estar al pendiente de cada nota que trajera noticias de su estado; desde los comunicados del equipo, los reportes médicos y las fotos de sus hermanos acompañándole en la cama del hospital hasta el día de su foto de pie a lado de Big Ben.

Ryan Shazier y Ben Roethlisberger.

Vistiendo un traje en pantalón negro y saco dorado tenue, del brazo de su prometida y compañera Michelle, con mirada firme le tomó 28 pasos llegar al podio. Con una ligera sonrisa procedió.

De la mano de Michelle, su prometida.

Nuevamente se vinieron esas imágenes de Ryan tocándose la espalda baja al caer, la de sus manos cubriendo su rostro sin entender que estaba sucediendo con su cuerpo. La de su expresión al ser inmovilizado con ganas de volver a intentar sentir sus piernas y saber que sólo era un mal sueño. Los ecos del silencio, mientras sus compañeros y rivales ponían sus rodillas a tierra y tomaban sus manos mientras oraban y pensaban en él al abandonar el campo y tomar el túnel; mientras una nación de acero conmocionada se difuminaba entre los locales; no parecía fácil contener las lágrimas o recuperar el habla.

Con voz firme y sin otro discurso Shazier presentó al Safety Terrell Edmunds proveniente de Virginia Tech. Era la segunda vez, que estaba en ese lugar en los últimos 4 años; ahí donde los sueños de la infancia acarician la realidad de pertenecer a la NFL. Seguramente pasó por su mente aquellos recuerdos de cuando solo quería jugar al Football. Un destello al levantar su mirada me hizo pensar en que el sueño no se ha ido y por el contrario, debe borbotar en sus venas más que nunca.

shazier, Roger Godell y Terrell Edmunds.

Shazier, luego de un abrazo con la nueva promesa salió de cuadro. La cantidad de aplausos y emociones seguramente le acompañarían el resto de la noche. Una noche por demás especial. Sin lugar a duda, a la historia de Ryan Shazier, aún le queda mucho por contar. No sólo será de inspiración, tenacidad, lucha y enseñanza. En esos breves minutos me dejó la certeza de tres cosas: que no debemos dejar de creer, que las adversidades siempre traerán consigo esperanza y que Ryan Shazier, volverá a jugar al Football.

Shazier, primera selección de Steelers en el 2014.

#Shalieve

Categorías:Sin categoría

2 respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s