El Monte Rushmore de los Pittsburgh Steelers Vol. II

El Monte Rushmore, que se encuentra en Dakota del Sur, enclavado en las Black Hills en la localidad de Keystone, es un monumento, que muestra a 4 de los presidentes más importantes de Estados Unidos, George W. Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt, este monumento conmemora el nacimiento, crecimiento, conservación y desarrollo de esa nación, por lo cual el día de hoy en Ciudad de Acero, les entregamos El Monte Rushmore de los Pittsburgh Steelers. La edición anterior la pueden leer en el siguiente enlace:

https://ciudaddeacero.com/2018/02/18/el-monte-rushmore-de-los-pittsburgh-steelers/

Chuck Noll

Chuck Noll

Las similitudes entre Chuck Noll y Don Shula, son bastantes, Shula era dos años mayor y nació un 4 de enero, mientras que Noll, nació un 5 de enero. Ambos comenzaron sus estudios a la edad de 5 años, ambos fueron hijos de familias de clase trabajadora, los dos asistieron a escuelas católicas al noreste de Ohio, ambos tuvieron carreras exitosas en el high school, para después asistir a escuelas católicas privadas, los dos fueron seleccionados por los Cleveland Browns, y se les inculcó la filosofía de Paul Brown; Don Shula fue canjeado en la misma temporada baja en la que fue seleccionado Chuck Noll por los Browns. En otra coincidencia, los dos tuvieron carreras que duraron 7 años, los dos pasaron de ser jugadores a entrenadores inmediatamente y mejor aún, ambos son considerados dos de las mentes más brillantes en la historia del fútbol americano, esto sólo fue el preámbulo para que en 1966, Chuck Noll llegará como coordinador defensivo a los Baltimore Colts, quienes eran dirigidos por Don Shula; Noll llegó con la consigna de mejorar esa defensiva, que era el punto flaco del equipo, entonces logró el cometido, y el 12 de enero de 1969, estaría en el Súper Bowl III, mismo al cual llegaron como favoritos por 17 puntos, sin embargo fue tanta la confianza de los jugadores que se gestaría la gran sorpresa, y los New York Jets ganarían ese súper Bowl con un marcador de 16 – 7, Noll quien al contrario de Shula, era un tipo callado y reservado, se encontraba devastado, algo se había roto ahí, y derivado del buen trabajo de Noll en Baltimore, se sabía que tendría una oportunidad por el puesto de entrenador en jefe, de alguna franquicia de la NFL.

Don Shula y Chuck Noll

Por otro lado, los Pittsburgh Steelers, tenían nuevamente vacante la posición de entrenador en jefe, en 1965 Bill Austin, sustituyó como entrenador en jefe a Buddy Parker; Austin llegó a los Pittsburgh Steelers, recomendado personalmente por Vince Lombardi, ya que era su asistente en Green Bay, ¿Qué podría salir mal con alguien recomendado por Lombardi?.

Buddy Parker

Bill Austin, llego a implementar su plan de trabajo, sin embargo este no era precisamente el mejor, ya que en varias ocasiones, numerosos jugadores salieron lesionados durante los entrenamientos, así mismo Bill, daba varios discursos a sus jugadores, poco a poco se fueron dando cuenta que Bill Austin estaba actuando como Vince Lombardi sin ser Lombardi, “el no tenía control del equipo, y mucho menos tenía el respeto de los jugadores” esto lo mencionó Rocky Bleier, quien jugó su año de novato bajo el mandato de Austin, la situación dentro del equipo llegó a ser tan difícil, que en alguna ocasión Austin estuvo a punto de agarrarse a golpes con el receptor Roy Jefferson, así que después de varios desencuentros, Dan Rooney tomó la decisión de despedir a Bill Austin.

Bill Austin

De esta forma, una vez más, el puesto de entrenador en jefe de los Pittsburgh Steelers quedaba vacante, Dan Rooney le hizo una oferta al mítico Joe Paterno, quien para ese entonces ya dirigía la universidad de Penn State, Paterno estaba muy interesado en el trabajo, pero sorpresivamente decidió declinar la oferta; en ese momento Dan Rooney se comunicó con Don Shula, quien le recomendó a Chuck Noll, y también recibió una recomendación por parte de Upton Bell.

Joe Paterno

El 13 de enero de 1969, Dan y Chuck se reunieron en Miami, para hablar sobre el puesto de entrenador en jefe, cual sería la sorpresa de Dan, que al platicar con Chuck, este le daría los pormenores y un análisis completo de jugadores y staff del equipo, lo cual dejó impresionado a Dan Rooney; Chuck y Dan tenían distintas personalidades, pero tenían en común que eran jóvenes para el puesto que desempeñaban, brillantes, respetuosos e impacientes.

Al final había dos candidatos, Chuck Noll y Nick Skorich, quien era asistente en los Cleveland Browns, en la mañana del día 27 de enero de 1969, Dan Rooney decidió contratar a Chuck Noll como el nuevo entrenador de los Pittsburgh Steelers.

El día de su presentación, Sid Gillman, le envió un telegrama a Art Rooney: felicidades por tu elección, Chuck Noll será el entrenador del año.

Chuck Noll en su entronización al Salón de la Fama

Al momento de la contratación, el draft estaba a escasos 15 días de realizarse, Noll no tenia staff aún, ni siquiera había tenido tiempo de entrevistar candidatos, entonces se concentró en una habitación del hotel Roosevelt y se reunió con Dan, Art (el hermano menor de Dan) y Bill Nunn, quien en ese momento era el encargado de las visorias al sur del país para el equipo.

La gente en Pittsburgh estaba entusiasmada, esperaban que el equipo seleccionara a Terry Hanratty en la primera ronda del draft, quien guió a Notre Dame en 1966 al campeonato nacional y era originario de Butler Pennsylvania, era visto como el chico local, que podría llevar a la grandeza al equipo, entonces comenzaría el draft, los Buffalo Bills seleccionarían a O.J. Simpson con la primera selección global, Atlanta seleccionaría a George Kunz y Philadelphia a Leroy Keyes, los Pittsburgh Steelers continuarían en el orden de selección y en con la cuarta selección de draft de 1969, seleccionarían a un joven que jugaba en North Texas State, JOE GREENE.

Chuck Noll y “Mean” Joe Greene

Chuck Noll tendría en su primera selección de su carrera, a la piedra angular de su defensiva, sin embargo, aquella primera temporada fue muy difícil, Joe Greene estaba desilusionado por ser seleccionado por los Steelers, Noll se fue dando cuenta que la mayor parte del roster, no tenía ni siquiera la técnica para jugar sus posiciones, una noche Chuck, tuvo una pequeña reunión con el equipo, donde les dijo: “nuestra última meta es simple: ganar el Súper Bowl” en ese momento el corredor de tercer año Don Shy, quien se encontraba en la parte trasera del salón, se rió; unos días después, Shy fue canjeado a New Orleans por un jugador y dos selecciones de draft.

Sé lo que tienen que hacer para ganar, número uno, no tienen que perder, y eso significa que ustedes deben jugar bien defensivamente, no quieren que una ofensiva ponga en predicamento a su defensiva, esa es nuestra primera meta, tenemos que mejorar nuestra defensiva, tenemos que jugar buena defensa y no cometer errores defensivos.

Antes de que terminara el mes de julio, canjeó a Bill Saul a los Dallas Cowboys, era uno de los consentidos de la afición, pero Noll vio que carecía de los instintos y habilidades que necesitaba un linebacker medio; días después de esto, Roy Jefferson, el mejor receptor del equipo, llegó tarde a una reunión del equipo, Chuck decidió enviarlo a casa, Roy se quejó con Dan Rooney y este le dijo: se hace lo que Chuck ordene, este es su equipo; los años de indisciplina habían terminado, ahora era el equipo de Chuck.

Los Pittsburgh Steelers ganarían el primer juego de la temporada a los Detroit Lions, 16-13, todo era risa y alegría, pero eso terminaría pronto, los siguientes 13 juegos fueron derrotas, pero Chuck nunca perdió el equipo, en lugar de gritar, maldecir o exhibir a sus jugadores, el actuaba distinto, “tenemos que mejorar esto”, “vamos a hacer esto”, “lo intentaremos de esta forma”.

Al terminar su primera temporada con récord de 1-13, Chuck Noll dijo: hemos mejorado, aunque no se refleje en la columna de partidos ganados, las mejoras han sido en áreas que no reflejan victorias, nuestra meta es el Súper Bowl, no sabemos cuando pasará por qué es difícil poner una fecha, pero lo lograremos; más tarde ese día, Dan Rooney busco a Chuck y le entregó un sobre.

– ¿Qué es esto?

– Es un bonus por el buen trabajo que hiciste.

– 1-13, no puedes darme un bonus por eso.

Noll dejó el cheque en su escritorio, y se lo comentó a su esposa Marianne.

¿Cuanto dinero era? No te lo diré, si te lo digo me pedirás que lo cobre.

El bonus era por 10,000 dólares y pasaron semanas, hasta que un día Dan supo que Chuck no había cobrado ese cheque, “Chuck, mi padre se ofenderá si no aceptas el bonus”.

Chuck, le entregó el cheque a Marianne, y le pidió lo ingresara a una nueva cuenta, “no tomaremos ese dinero hasta que lo merezcamos”. Ese era Chuck Noll.

Dan Rooney y Chuck Noll

Este tipo de disciplina, fue la que sentó las bases para crear un equipo exitoso, la filosofía de armar un equipo a través del draft, y buscando jugadores talentosos en todas las posiciones posibles, creando una de las dinastías más recordadas en la historia de la NFL, Chuck Noll ganó 4 Súper Bowls y como ejecutivo del equipo ganó otros dos, cumpliendo la predicción de Sid Gillman, en 1972 fue nombrado entrenador del año; las contribuciones de Chuck Noll posiblemente son innumerables, y sin ellas, esa dinastía no hubiera sido posible.

Chuck Noll y sus 4 Lombardi

Chuck Noll es nuestro segundo integrante del Monte Rushmore de los Pittsburgh Steelers, ¿adivinas quien es el siguiente?

Estás en…. Ciudad de Acero.

Categorías:NFL CULTURAL, Opinion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s